¿Sabes que es lo mejor de todo? Qué en ningún momento he dejado de sonreir...

sábado, 13 de abril de 2013

Cuando le damos importancia a cosas que no la tienen...

Hay veces que le damos un grado altísimo de importancia a cosas que realmente no lo tienen, pero que inconscientemente ahí está y todo el mundo alguna vez lo hace. A mi me tocó hace unos años, cuando tuvieron que "quitarme" algo que realmente no vale, pero yo le doy una importancia incalculable. Ese es mi pelo. Hace cuatro años que no llevaba un corte como a mi me gustaría o como a una le apetece, ya que no disponía de una cantidad de pelo como a mi me gustaría... pero bueno, como dice esa frase, todo pasa y cuando menos te lo esperas... sucede! Ayer fui a la peluquería, convencida de no cortarme demasiado, ya que me duele en el alma cortarme un poquito mas de la cuenta... como mucho para sanear! Y bueno, volví con algo mas cortito de lo que yo planteaba, pero Ana Mari me dijo que por fin podía igualarme el corte, juntar esos pelos "valientes" que aguantaron hasta última hora con los pelos que tuvieron que ser cortados en aquel momento. Parece que poco a poco volvemos a la normalidad, cuando a veces me da la sensación de que nada ha pasado, que todo fue una terrible pesadilla, me llevo la mano a mi desgraciado cuello y descubro que realmente si pasó y quiera o no, formará parte de mi vida para siempre. A día de hoy, estoy feliz porque lo puedo decir con una sonrisa en la boca.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace mucho tiempo ya que se te nota mas volumen!! :) Me alegro que vayan bien las cosicas que como te he dicho mil veces te lo mereces.

Maite

Mapy Nicolás Continente dijo...

Yaa pero bueno, el que siempre tuve nunca lo tendré :( ahora estoy contenta por como lo llevo, así que no me puedo quejar! jejeje muchas graciassssssss (L)